Senadores chilenos: ¡No eliminen el licenciamiento abierto de obras audiovisuales!

La Cámara de Diputados de Chile, recientemente aprobó un proyecto de ley (Boletín 9889-24) que imposibilitará que los creadores de obras audiovisuales compartan sus obras mediante licencias abiertas como Creative Commons. El proyecto se encuentra actualmente en el Senado.

Signed

Sign the petition

53 signatures
Have you donated to EFF lately?
Sign up for an EFF Action account and save your information for next time.
In the US?

How will EFF use this information? ?

Read this page in English.

A primera vista, la propuesta parece bien intencionada, ya que esta daría a los autores audiovisuales derecho a una remuneración irrenunciable. Eso significa que los autores todavía tendrían derecho a recaudar dinero por un video que han creado incluso si han transferido sus derechos de autor a una tercera persona que no es digna de su agrado.

Sin embargo, esta propuesta creará más problemas que los que resolvería: haría el licenciamiento de obras audiovisuales más costoso y complicado. También cerrará las puertas a opciones no tradicionales de licenciamiento de obras.

Algunos creadores prefieren conservar y/o ejercer la opción de permitir ciertas libertades respecto al uso de sus obras, por ejemplo, usando licencias Creative Commons. Incluso, existen creadores de videos cuyo modelo de negocios se basa en el licenciamiento abierto. El derecho de autor debe incluir la capacidad de decidir el destino de tus propias obras y el derecho a optar por no ejercer control sobre ellas.

Por favor, firma esta petición y dile a los senadores chilenos que no maten las licencias abiertas.

March 30, 2017

No en Boletín 9889-24

Los instamos a rechazar el proyecto de ley titulado “Directores y guionistas audiovisuales” (Boletín 9889-24). Porque a pesar de que la ley puede tener buenas intenciones, resultará dañina tanto para los creadores de video como para la expresión online en general.

Al crear un derecho irrenunciable a la remuneración, la ley puede limitar las opciones de los creadores de licenciar sus trabajos de video. Muchos artistas eligen intencionalmente renunciar a su derecho a la remuneración – por ejemplo – al elegir compartir sus trabajos, libremente bajo una licencia Creative Commons. Incluso existen artistas cuyo modelo de negocio reposa sobre su capacidad de licenciar abiertamente sus trabajos al público.

La ley también crearía obstáculos innecesarios para los titulares de las obras de vídeo. Efectivamente, a quienes se les otorga la licencia tendrían que pagar doblemente por un mismo bien: por la licencia de copyright, y por el derecho irrenunciable del autor,a pesar de que ambos pagos se originan del propio acto de autoría. Esto ayudaría a los propietarios de contenidos; pero en cambio, dejaría aún más poder en manos de las entidades de gestión.

Si bien puede existir una necesidad que inste a los legisladores a hacer frente a contratos injustos para las obras audiovisuales, esta ley no es la solución. La creación de derechos irrenunciables limita la libertad de los creadores para hacer lo que quieran con sus obras, y encarece y complica la concesión de licencias para el público en general.

Signed
Your Name